miércoles, 12 de octubre de 2011

Jorge Fernández Menéndez. Razones [Irán quiere a Los Zetas]



No es la primera vez que en Estados Unidos advierten de la posibilidad de un atentado terrorista en el cual pudieran participar, directa o indirectamente, grupos del narcotráfico mexicano. Pero en ninguna otra ocasión el procurador de Justicia estadunidense, Eric Holder, había revelado un complot en el cual funcionarios del servicio de inteligencia iraní habrían buscado a Los Zetas para que, con un pago de un millón y medio de dólares, realizaran atentados en la Unión Americana, en primer lugar asesinando al embajador de Arabia Saudita en Washington.

Los agentes de Irán se equivocaron al elegir a un agente encubierto de la DEA que, pensaron, era integrante de la organización criminal mexicana, al que incluso le pagaron cien mil dólares de adelanto. Según la información divulgada, no parece haber constancia de que Los Zetas hayan aceptado ese encargo. Incluso, el hecho de que, en vez de entrar en contacto directamente con los sicarios, hayan terminado con un agente antidrogas, demostraría que no existía una relación previa entre el gobierno de Irán y Los Zetas. Pero, de todas formas lo que el hecho demuestra es que, como se ha dicho muchas veces, sí existe interés (y, por ende, posibilidades) de que los grupos terroristas entren en relación con los del narcotráfico. Demuestra también que éstos sí están dispuestos a jugar esas cartas, tanto que las organizaciones terroristas han decidido buscarlos.

No es una buena noticia. La denuncia confirma, por lo menos mediáticamente, la peor pesadilla de muchos sectores del gobierno estadunidense: que la asociación entre traficantes y terroristas es prácticamente inevitable, más tarde o más temprano, por la sencilla razón de que los cárteles han iniciado ya su camino hacia el terrorismo y porque, más allá de los jefes de esas organizaciones criminales, muchos de sus integrantes provienen de todo tipo de pandillas que mantienen altos grados de autonomía.(…)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada