jueves, 27 de octubre de 2011

Movimiento Ciudadano votó en contra de la Ley de Ingresos para 2012

LA REFORMA FISCAL, FRACASO ROTUNDO DEL GOBIERNO
FEDERAL: FRANCISCO ALCIBÍADES GARCÍA LIZARDI

  • El endeudamiento neto anual sería superior a 400 mil millones de pesos adicionales
  • El ejecutivo prometió revertir esta tendencia, pero la ha agravado

La Ley de ingresos para el año fiscal 2012, se ha centrado más en los egresos que en el análisis serio y a fondo de las fuentes de financiamiento, agravará el endeudamiento anual y no hace sino evidenciar el fracaso rotundo que ha tenido la reforma fiscal del gobierno federal, señaló hoy desde la tribuna el senador Francisco Alcibíades García Lizardi, al fundamentar el voto en contra de Movimiento Ciudadano.

Durante la sesión en la que se discutió y aprobó el presupuesto federal de ingresos para el año próximo, el legislador bajacaliforniano afirmó: “Movimiento Ciudadano enfatiza que antes que nada se debe evaluar la empecinada y fallida política recaudatoria gubernamental, que ha cegado a casi todos los partidos y ha hecho que gobernadores, presidentes municipales, gremios y otros interesados concurran a la Cámara de Diputados clamando por más recursos presupuestales, sin exigir cambios sustanciales y de fondo”. 

García Lizardi llamó la atención sobre el hecho de que el endeudamiento neto anual del gobierno federal sería por arriba de 400 mil millones de pesos adicionales, lo que equivale a más de tres veces el incremento del total de sus ingresos. 

“No obstante que el ejecutivo prometió revertir esta tendencia, la ha agravado y el cobrador ya toca a la puerta”, aseveró.

Agregó que en la estructura del financiamiento radica, sin duda, el problema de la propuesta original del ejecutivo y los ajustes que hizo la colegisladora pues  los impuestos constituirían alrededor de 41.6% del financiamiento total, y sus montos, previstos en 1.4 billones de pesos, prácticamente no se modificarían respecto al año 2011. 

En contraste, en la propuesta del ejecutivo la estructura de los ingresos de 2012 por impuestos cambia sustancialmente; tal parece que se tratara de otro país o fuera una muestra del fracaso rotundo de la reforma fiscal del gobierno, que dio paso al Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) y al Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE). 

Para exponer lo que llamó fracaso rotundo de la reforma fiscal del gobierno,  refirió que vía el IETU se programaba recaudar casi 10 mil millones de pesos menos de lo aprobado en 2011; del IDE se tenía prevista una recaudación a la baja de 15 mil millones; del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) se calculaban 21 mil millones menos y en cuanto al impuesto sobre Tenencia o Uso de Vehículos se dejarían de ingresar 17 mil millones, por la cancelación de este gravamen. 

En contraposición, apuntó, se captarían vía Impuesto Sobre la Renta (ISR) 55 mil millones de pesos más. “¿Qué pasó con los festinados resultados prometidos con la reforma fiscal, con el afán de no continuar con el ISR, como impuesto base?”, preguntó García Lizardi.

En cuanto a la ampliación de dos años al alza progresiva de las gasolinas y el diesel, advirtió que la medida tendrá efectos negativos sobre el transporte, y dijo que en este caso un punto de discusión debería ser el diferencial de precios y otro su impacto fiscal.

Respecto del financiamiento vía deuda, García Lizardi afirmó que el presupuesto se conformaría con 62% de ingresos del gobierno federal, y casi el 11% se fondearía vía financiamientos, que no es más que más deuda; y el porcentaje restante con ingresos de organismos y empresas públicas. 

Los ingresos nominales del gobierno federal para 2012, añadió, variarían al alza en poco más de 134 mil millones de pesos con respecto a 2011; aumentarían en casi 120 mil millones de pesos los ingresos relativos a organismos y empresas y aumentarían de nueva cuenta los ingresos vía financiamientos. 

El llamado “subsidio” a las gasolinas y el diesel, agregó el legislador de Movimiento Ciudadano, tiene una naturaleza ambigua, dado que no se compensa a nadie y fiscalmente sólo representa lo que se deja de ingresar al erario público, si los precios internos fueran iguales a los precios internacionales.

Este subsidio es un asunto de criterio contable, un hoyo negro en manos del ejecutivo puntualizó el senador bajacaliforniano. ¿Por qué no aplicar el sistema que se usa en otros países? ¿Por qué pretender ser tan originales y seguir siendo obtusos en el ocultamiento de la realidad a esta soberanía?, preguntó.

Advirtió finalmente, sobre el tema del alza a los combustibles, que al convite del aumento de los precios de la gasolina y el diesel se harán presentes los estados. “Ojalá los ejecutivos estatales puedan explicar a ciudadanos y transportistas las razones de esta decisión, cuando les reclamen por los aumentos a los energéticos”, concluyó.

Comunicación y Medios
Movimiento Ciudadano
Senado de la República
LXI Legislatura

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada