miércoles, 12 de octubre de 2011

Leo Zuckermann. Juegos de poder. [¿Desplegado de los candidatos perdedores?]



Supongamos que las encuestas se hacen realidad y los candidatos que aparecen en la boleta presidencial son Peña Nieto, de la alianza PRI-Verde, López Obrador, de los partidos de la izquierda, y Vázquez Mota del PAN. ¿Qué futuro les queda a los aspirantes perdedores? ¿Qué van a hacer Beltrones, Ebrard, Creel y Cordero el sexenio que viene? Llama la atención que los tres primeros hayan firmado un desplegado a favor de los gobiernos de coalición. ¿En qué están pensando? ¿Por qué lo hicieron?
  
Los políticos, como todos, actúan de acuerdo a sus convicciones e intereses. Por el momento dejemos a un lado las primeras: pensemos que Beltrones, Ebrard y Creel de verdad creen que la solución para el país es crear un mecanismo constitucional que incentive la formación de un gobierno de coalición de tal suerte que el Presidente tenga mayoría en el Congreso. Concentrémonos, entonces, en el interés de empujar este tema en la agenda pública del país.

Comencemos con lo obvio. El sexenio se está terminando y estos tres políticos empiezan a sentir el frío del retiro. Si no consiguen la candidatura presidencial de su partido, evidentemente no llegarán a Los Pinos. Y si no lo hacen, seguramente se estarán preguntando qué sigue para ellos.

Veamos el caso de Beltrones. Este sexenio el senador se ha posicionado como un actor político de primera línea. En el escenario donde su partido recupera la Presidencia, el sonorense podría aspirar a ser miembro del gabinete de Peña. Pero hay de posiciones a posiciones. Una cosa es ser secretario de la Reforma Agraria y otra de Hacienda. Desde luego que Beltrones querrá un puesto de primer nivel. De preferencia el primerísimo de todos, que idealmente podría ser el de jefe de Gabinete, en caso de que la iniciativa de gobierno de coalición prospere. Si el sueño dorado de Beltrones para el sexenio que viene es ser Presidente, el de plata es ser jefe de gobierno con un Peña como jefe de Estado.(…)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada