martes, 13 de septiembre de 2011

Tersa comparecencia de la secretaria de Finanzas ante el Congreso local



La Jornada Michoacán
Género: Nota Informativa
Publicación: 13 de septiembre de 2011
Autor: Carlos F. Márquez

Después de que la secretaria de Finanzas y Administración, Mirella Guzmán Rosas, informara que los 4 mil 800 millones de pesos que autorizó el Congreso del Estado para restructurar la deuda pública se invirtieron en el pago de deudas a corto plazo, se avivó nuevamente la controversia sobre la legalidad del empréstito autorizado, pues algunos diputados argumentan que la ley establece que los créditos aprobados deben ser únicamente para la inversión en obras productivas.

La comparecencia de Guzmán Rosas ante las comisiones de Hacienda y Deuda Pública, de Programación, Presupuesto y Cuenta Publica, y la Inspectora de la Auditoría Superior del Congreso del Estado, se desarrolló de manera tersa, pues los diputados, cuando internaron confrontarla lo hicieron con pasos en falso al hacer cuestionamientos que poco tenían que ver con el ámbito de la administración estatal. Otros terminaron aliándose con la integrante del gabinete de Leonel Godoy.

Los diputados priístas Alfredo Anaya y José Trinidad Martínez Pasalagua intentaron calentar el diálogo con la funcionaria estatal al cuestionarla sobre el uso legal del empréstito que, argumentaron, se destinó al pago de deuda y no a la inversión en obras de desarrollo.

El presidente de la mesa directiva del Congreso, Iván Madero Naranjo, deslindó al gobierno de Leonel Godoy de responsabilidades sobre la legalidad del empréstito, pues aseguró que “fue un asunto del Poder Legislativo” la emisión del decreto 307 el 19 de enero del presente año, el cual precisa: “se autoriza al gobierno del estado de Michoacán de Ocampo el refinanciamiento de parte de la deuda pública directa a corto plazo mediante la contratación de empréstitos para ser destinados a dicho fin”.

Sergio Solís, coordinador de la bancada panista, pidió que se informara si existía un plan de austeridad y de ahorro para no seguir endeudando al estado. Mirella Guzmán refirió que se ha reducido el gasto corriente en la administración estatal, aunque advirtió que ante el rezago del gasto federalizado y la poca capacidad de recaudación de los estados resulta muy difícil hacer ahorros relevantes.

El diputado de Convergencia, Manuel Antúnez, respaldó el señalamiento de la secretaria respecto a que la disminución en la recaudación federal ha orillado a las entidades a tratar de subsanar el déficit de partidas federales con deuda interna. Agregó que es responsabilidad de los legisladores dictaminar un plan de ahorro y austeridad desde el diseño del Presupuesto de Egresos.

Antúnez, quien promovió el punto de acuerdo para citar a comparecer a Mirella Guzmán, se dijo satisfecho con la exposición de la funcionaria, pues concluyó que la negociación de la deuda pública ha sido clara “y espero que así siga”.

Al hacer las conclusiones de la comparecencia, Iván Madero afirmó que aún quedan algunas dudas sobre la forma en que se ejerció el empréstito y el destino de los recursos, pero advirtió que la secretaria de Finanzas se comprometió a entregar el informe puntual de las obras que se desarrollaron, el monto invertido y en qué municipios, lo que permitirá a los legisladores un análisis concienzudo que incluso pudiera realizarse en campo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario